Esta semana la dedicamos a la salud de nuestro aparato digestivo. Está demostrado que nuestra salud así como bienestar general y sistema inmune, dependen en gran medida de la salud de nuestro intestino. De hecho, se afirma que el Intestino es nuestro segundo cerebro.

Hoy os presento los resultados de un estudio personalizado sobre el estado de salud a partir de un análisis de mi microbiota intestintal, y cómo a través de la nutrición podemos mejorarla.

Hace un mes, os contaba a través de una publicación en Instagram, que gracias al Instituto Central Lechera Asturiana para la Nutrición Personalizada, realizaba un test de mi microbiota intestinal. Bueno, en realidad de mi microbioma ( conjunto de genes de los microorganismos que conforman la microbiota) .

El fin último, tras varios meses con una sensación de que mi aparato digestivo no estaba funcionando al 100 %, no es otro que ver cómo es el estado de mi microbiota intestinal. A partir de ahí, tras un análisis de la misma, poder ver qué es lo que está fallando, carencias o desequilibrios  y dar un paso en mi nutrición para mejorar el estado de mi salud intestinal.Y consecuentemente, mi salud en general.

Cuando me puse a leer y recabar información para este artículo, se me abrió un extenso campo de investigación. Realmente  es una materia fascinante y es mucha la información que podemos encontrar.

Por ello sólo daré los apuntes sobre los conceptos más importantes y sobre los resultados de mi estudio de microbiota. Así podemos tener una idea previa de la importancia de la Nutrición, microbiota y salud intestinal.

Antes de contaros en qué consiste el estudio ( es muy sencillo), análisis de la muestra y resultados de mi estudio, vamos a ponernos en situación sobre qué es la MICROBIOTA INTESTINAL.

MICROBIOTA Y SALUD INTESTINAL

Hace 5 años, escribía un artículo titulado “ Somos lo que comemos”. A día de hoy, afirmo que, no sólo somos lo que comemos sino que, somos el estado de nuestra salud intestinal.

En los últimos años el número de estudios científicos, artículos, libros acerca de cómo funciona  nuestro aparato digestivo y las implicaciones directas sobre nuestra salud y bien estar general, así como sobre nuestro sistema inmunológico, ha crecido exponencialmente.

El concepto, mal usado , “ flora intestinal”, hace referencia a la MICROBIOTA. Pero, 

¿ Qué es la Microbiota?

 Se denomina así al conjunto de microorganismos que habitan en nuestro tracto intestinal. El aparato digestivo es el albergue de más de mil especies bacterianas , la gran mayoría agrupadas en el colon. La formación de esta gran colonia de bacterias comienza desde que nacemos y continua toda nuestra vida con algunos cambios, algunos importantes en función de la edad. 

 Si bien la composición de esta microbiota es individual, hay un número estable de géneros es especies de bacterias “ comunes” denominadas “enterotipos”. . De hecho, estos son los que se analizan  en el estudio que me han realizado y os dejo más abajo.

Nutrición microbiota y salud intestinal salud wellness Isabel del barrio instituto español de nutrición microbiota

¿ Qué puede afectar a la composición de esa microbiota?

Sin lugar a dudas, los hábitos nutricionales así como los hábitos de estilo de vida. Los primeros pueden llegar a explicar hasta casi un 60 % de la variación de la microbiota. De ahí el título de este artículo : Nutrición microbiota y salud intestinal.

De esta manera, la nutrición (dieta que llevemos) es clave en el cambio  de poblaciones clave de esa microbiota intestinal llegando incluso hasta modificar / alterar el fenotipo.

¿ Por qué e importante la Microbiota intestinal?

Teniendo en cuenta que en el organismo del ser humano existen más células microbianas que humanas, cabe pensar que es importante per sé.

Lejos de entender a ese conjunto de microbios y bacterias como el enemigo, debe considerarse como un factor clave y garante de una buena salud.

Su actividad principal consiste en digerir aquellos alimentos que nuestro aparato digestivo no puede, obteniendo así nutrientes esenciales. ( no son pues tan malos como podíamos pensar); En este sentido, muchos estudios afirman que estos microorganismos proporcionan los nutrientes que nosotros necesitamos, afectando de forma directa a la cantidad de energía que se produce a  partir d los alimentos que consumimos.

Pero ojo, también es cierto que, en función de cómo sea la composición de la microbiota, también puede darse el caso de que el efecto para nuestra  salud sea el contrario. Provocando así un escenario favorable a ciertas enfermedades y patologías.

Se sabe también que hay ciertas configuraciones de estos microorganismos que conforman nuestra microbiota están asociadas a un menor riesgo de enfermedades. Esto es lo que en este estudio analizan para poder conseguir el mejor escenario y equilibrio entre los microorganismos que conforman nuestra microbiota intestinal.

Hace tiempo  que Jose me iba comentando sobre este tema y además su relación no sólo con el sistema inmune, sino con el sistema nervioso central. 

Justo ayer, escuchando el nuevo capítulo del Podcast de mi amiga Cristina Mitre, que trata el tema de la INMUNONUTRICIÓN tomé nota de la relación entre nutrición y sistema inmune. 

Así, inflamación del organismo, daño tisular, infecciones, daño oxidativo… son procesos que afectan a la microbiota; de ahí que también se esté trabajando e investigando la relación entre microbiota y el sistema inmune. Además de la relación entre la microbiota, microglioma y sistema nervioso central.

Sin duda, un tema realmente interesante sobre el que tengo ganas de aprender y estudiar más.

Nutrición microbiota y salud intestinal

Una vez explicado lo anterior, podemos afirmar que, nuestra la nutrición juega un papel vital en la salud de ese conjunto de millones de organismo denominado Microbiota. Y a su vez, afecta de forma directa en nuestra salud general, nuestro sistema inmune, nuestra salud cerebral, y por qué no, también en nuestro rendimiento deportivo.

Pues bien, como os comentaba, llevaba varios meses en los que notaba que algo no iba bien en mi aparato digestivo. Mi nutrición es bastante completa ( al menos eso creía), huyo de azúcares añadidos, alimentos procesados, grasas saturadas… y en casa optamos por la comida real, lo menos procesada posible y acorde a nuestro nivel de ejercicio físico.

Por otro lado, llevo varios meses practicando el Ayuno Intermitente y la verdad que anímicamente me está resultando muy buena opción para no provocar un exceso de trabajo de mi aparto digestivo.

Sin embargo, aunque soy como un reloj yendo al baño, sí estoy notando que muchas de las veces que voy al baño, es como si estuviese con diarrea, gastroenteritis .. es decir, las heces no presentaban demasiada consistencia y eso me llamaba la atención.

Gracias al Instituto de Nutrición Personalizada, a través de un análisis de mi microbiota intestinal, podrían analizar qué organismos de la misma están afectados, si hay carencias, etc.. en definitiva ver el estado de salud de la microbiota.

¿ Cómo se realiza el estudio personalizado?

Es súper sencillo, y además es totalmente confidencial ( salvo el mío que os lo dejo por si alguno queréis ver lo completo que es el análisis de los resultados y recomendaciones).

Te envían una cajita a casa con el material esterilizado para la recogida de tu muestra, unas pegatinas con códigos de barras y un sobre para enviar la muestra directamente al laboratorio.

Nutrición microbiota y salud intestinal salud wellness Isabel del barrio instituto español de nutrición microbiota

La recogida de la muestra  es sencilla. Consiste en tomar una mínima muestra de tus heces con el palito que te dan en el kit de recogida. Este lo introduces en un botecito con un líquido para que mantenga la muestra. Lo introduces todo en la caja. La metes en el sobre y la envías / depositas a través de correos express. ( El sobre ya lleva la pegatina de envío a través de Correos Express).

Los resultados de mi muestra llegaron un mes más tarde. Recibí el informe directamente en mi cuenta de correo asociada semana pasada. Y en este informe aparece en detalle todos los parámetros analizados, así como el resultado de cada uno de ellos y las recomendaciones básicas para mejorar la salud de mi microbiota intestinal.

A priori os adelanto que,  tras ver el análisis de los resultados, estaba en lo cierto. Tengo mi salud intestinal un poco tocada y debo darle solución para recuperarla además de mejorar así mi salud en general.

Entre las recomendaciones básicas están:

  • Incorporar más fruta y fibra a mi dieta diaria.Disminuir el consumo de carne roja ( la tomo en exceso)
  • Incorporar algunos probióticos específicos que ayuden a mejorar esa microbiota intestinal. ( específicos a esos microorganismos que tienen alterada mi microbiota).

Para que sepamos un poquito más, aquí os explico qué son y cuáles son sus funciones.

¿ Qué son los Probióticos?

Estoy segura muchos de vosotros también estáis familiarizados con este concepto, e incluso muchos consumís este tipo de productos beneficiosos para la salud intestinal. Pero, ¿ Qué son?

Son componentes de los alimentos no digeribles que favorecen y estimulan el crecimiento y actividad de muchos de los micro organismos que conforman la microbiota; como grupos específicos de bacterias (bifidobacterias y bacterias lácticas, por ejemplo).

La OMS (Organización Mundial de la Salud) los define como “Microorganismos vivos que, administrados en cantidades adecuadas son beneficiosos para la salud del receptor”.

Así, aquellos productos que no contentan microorganismos vivos no serán considerados probióticos.

Muchos de estos probióticos, forman parte de las dietas tradicionales de muchas culturas; como los lácteos fermentados, como el kéfir.

Además, se ha demostrado que muchos de estos probióticos poseen un efecto positivo sobre nuestra salud intestinal, y por ende, sobre nuestra salud en general.  Entre sus funciones encontramos que: refuerzan el sistema inmune, mejoran y regulan la motilidad intestinal,crean un mejor equilibrio de estos microorganismo; entre otros beneficios.

En mi caso, dada la falta de equilibrio microbiano así como la necesidad de mejorar la salud de mi aparato digestivo, sería muy recomendable introducir alguno de estos probióticos en mi nutrición diaria.

Mi primera pregunta fue. “ Vale, esto está muy bien. ¿ Pero cómo sé cuáles serían los probióticos necesarios y específicos para mi microbiota?. Es decir, necesitas unos en concreto y no otros”.

Y efectivamente, no todo vale para todo el mundo y dependerá de qué microorganismos de la microbiota se vean alterados y afectados.

Lo bueno del informe, es que también te dan recomendaciones de Probióticos específicos para cada caso. ( Pregunta resuelta).

Os dejo aquí el informe que me enviaron, con las recomendaciones  básicas, específicas y el detalle sobre qué microorganismos analizan.

En la parte final del informe, veréis el resumen de los resultados analizados; En mi caso, mi microbiota presenta alteraciones en lo relacionado con el Disconfort Intestinal y el Colesterol. Además de las recomendaciones, (que voy a seguir al pie de la letra), aparecen las soluciones personalizadas de 39ytu  , de toma diaria, que van a favorecer el equilibrio de mi microbiota.

Nutrición microbiota y salud intestinal salud wellness Isabel del barrio instituto español de nutrición microbiota nutrición personalizada

Os dejo también el enlace de la web, la sección de Preguntas Frecuentes para resolver todas aquellas dudas que os puedan surgir.

Desde el sábado, comencé a introducir  los probióticos en mi nutrición, y espero en breve poder contaros mis impresiones y cambios producidos. 

Confío tanto mi salud en general como mi rendimiento  deportivo mejoren notablemente. 💪🏻

Espero os haya resultado interesante este artículo y me encantará si me ayudáis a divulgar el contenido así como vuestros comentarios.

Nutrición microbiota y salud intestinal salud wellness Isabel del barrio instituto español de nutrición microbiota