Buenísimos días de lunes. Tras dos semanas de reseteo y mucho trabajo, por fin puedo contaros cómo fue la experiencia de la Carrera de la Mujer de Barcelona, y lo muchísimo que disfruté por poder compartir la misma con las ganadoras del concurso #voguexcarreramujer y otras cositas que hice por Barcelona. Como siempre, las imágenes valen más que mil palabras. ¿Lo vemos?

Los que me conocen bien, saben que tengo un amor incondicional por la ciudad de Barcelona, de siempre…muy buenas amistades, recuerdos, y mucho tiempo pasado en esa urbe que me enamora cada vez que voy. No sabría por dónde empezar a describir todas y cada una de las sensaciones que tengo cada vez que recorro cualquiera de sus rincones.

En fin, a lo que voy. Nada mejor que cerrar una temporada que participando en la Carrera de la Mujer otra vez, y encima en la ciudad condal. Tenía muchísimas ganas de encontrarme con mis compañeras de equipo de #VOGUEXCARRERAMUJER ( Malena Costa, Marta de Holacuore, Mónica y Aretha), a las cuales ya pude hacerlas una sesión de entrenamiento semanas antes, seguida de unos consejos básicos de cara a la carrera. Para algunas, era su primera participación en una carrera, lo cual lo hacía aún más emocionante (vivir las carreras desde el otro lado, también es realmente bonito, y en la Carrera de la Mujer, eso se vive dentro y fuera).

Tenía un fin de semana por delante de estar con amigas, de poder conocer y compartir momentos con las ganadoras del concurso, de ver a algunos de mis amigos de Barcelona…pero sobre todo, iba dispuesta a disfrutar y desconectar un poco del mundo 2.0. (Parece paradójico teniendo en cuenta que iba a trabajar y debía informaros de las cositas que íbamos a hacer…pero de verdad, lo necesitaba realmente).

Llegué un viernes a media tarde, mi hotel estaba situado en pleno Paseo de Gracia. Barcelona nos recibió con un sol y temperatura espectaculares, los árboles ya pintados de marrón, y un poquito de tiempo de calidad para mí.

Llegué con tanto cansancio el viernes, que para despejarme salía trotar por la Barceloneta y sentir la brisa del mar (para los que somos de interior, esto nos da la vida 🙂 ). Vuelta corriendo al hotel, ducha y no me lo pensé mucho. Bajé a cenar a un restaurante justo al lado del hotel. Se extrañaron cuando entré sola y les pedí una mesa..para 1… y allí estaba, terminando de leer el libro de Cris y frente a mí una piza casera de verduras de tamaño y sabor espectaculares.

BER_9368

El sábado amaneció con un sol y un calor que parecía estábamos en plena primavera. Habíamos quedado con todo el equipo de la marca VOGUE EYEWEAR en la terraza del hotel Omm para charlar, descubrir las nuevas colecciones de gafas de la firma, hacernos fotitos (no podía faltar claro), y que las ganadoras de los respectivos concurso pudiesen disfrutar de un brunch riquísimo y sano….

Mis ganadoras, Carolina y Conchi, unas bellísimas mujeres. Qué ilusión me hizo desvirtualizarlas y pasar un buen rato con ellas, hablando un poquito de todo. Por supuesto no nos faltó el momento “ Sonríe que vamos a hacernos unas fotitos “.

healthy brunch vogue eyewear (13)

Así, entre todas las que nos juntamos allí, pasamos una mañana muy divertida, disfrutando de un brunch de lo más healthy ( bueno, eso si no te comes como yo, la mitad de caja bandeja, ups) y descubrir, probarnos y elegir entre los mil modelos de gafas. Os he preparado un post   en STREET STYLE VOGUE EYEWEAR con fotos de mis favoritas, tenéis para elegir y regalar, hay muchos modelos 🙂

healthy brunch vogue eyewear (11)

healthy brunch vogue eyewear (12)

healthy brunch vogue eyewear (10)

Les entregaron los dorsales para la carrera del domingo, además de un look súper chulo para que pudiésemos correr todas con la misma equipación de WIINK BCN, (bueno, yo corrí con pantalón corto, para las carreras no me gusta ir con malla larga, pero para el pre y post carrera, sin duda la mejor opción para no coger frío), pudieron elegir las gafas que más les gustaban… Estábamos disfrutando tanto que nos dieron las 3 del tarde, pero con lo que había zampado del healthy brunch, no me cabía más…pero sí nos fuimos a tomar un café y seguir de charlas y confesiones varias a una terracita del paseo.

healthy brunch vogue eyewear (8)

healthy brunch vogue eyewear (3)

healthy brunch vogue eyewear (14)

healthy brunch vogue eyewear (5)

Aquí todo el equipo que correríamos al día siguiente.

Luego cayó una siesta de estas que te dejan increíblemente bien…fui a dar un paseo , hacía tan buena temperatura que era una gozada. Luego hice algo de shopping, sí…después de ni sabe cuánto tiempo sin ir de tiendas, me di algún caprichito que necesitaba.

Entretanto, quedé con Marta (una de mis amigas con las que viví todos los momentos en San Francisco), y acabamos las dos en el Kielh´s dejándonos un dineral en cositas para la cara (la cara que llevaba no había crema ni sérum que lo arregle pero bueno…). Y luego, tras una coke y ponernos al día, nos fuimos a dar un homenaje de cena al restaurante EL JAPONÉS, que nos encanta. Allí formamos un quinteto que no paramos de reír en toda la noche con Malena , Marta, su amiga Ariana ( un descubrimiento, qué bonita que es), mi amiga Marta y yo…qué bien que me lo pasé y qué risas nos echamos.

Y aprovechando la preciosa bañera que tenía en el hotel, no dudé en darme un baño relajante para dormir como un bebé. ¿Apetecible no?

healthy brunch vogue eyewear (15)

Bueno, y habíamos venido a Correr ¿no?, pues a las 9 am del día siguiente estábamos todas las que formábamos el equipo juntas para poder ir unidas al punto de la salida. Menos mal que pude calentar 10 minutos antes de la salida. Estábamos muy emocionadas, y sobre todo, yo, que había estado más ratito con Malena, con ganas de disfrutar de la que sería su primera carrera.

Bueno, 8 kilómetros por delante, calles cerradas al tráfico, y mi idea era correr lo más rápido que pudiese, a modo de entrenamiento-test (con la preparación del Larga Distancia de Ibiza, he hecho muy poco de series de carrera, que podrían resumirse en dos), así que, a ver cómo respondía el body.

Teníamos la suerte de poder salir desde primera línea, lo que aseguraba salir libres de golpes, tropiezos e ir esquivando a la multitud.

A ritmo de rock español, fuimos descontando el tiempo para que diesen el pistoletazo de salida y … a correr.

Salí a todo trapo, detrás de un grupo formado por 6 corredoras y el coche de cabeza, miré el reloj e iba por debajo de 4 los primeros 600 metros, así que, tenía que poner un poco el freno o no llegaba ni al kilómetro 2. Poco a poco empecé a establecer ritmo crucero, no tan rápido como en la de Madrid, pero muy bien pese a todo. Poco antes del kilómetro 4 pasó, Nerea, una de las componentes del equipo (había venido desde País Vasco a correr, teniendo dorsal para la Behobia, una crack). Qué bonito que corría. No quería salirme de mi ritmo que ya iba de aquella manera…los últimos 2 kilómetros empezaron a costarme.

Estas carreras tan cortas y explosivas me funden las piernas. La verdad que fue una pasada correr por las calles de Barcelona, y cruzar un nuevo arco de meta, siempre es una sensación maravillosa.

Finalmente, por mi GPS, 8 Kilómetros a 4:20. Puesto 19º , décimo noveno de la general, así que muy muy contenta.

healthy brunch vogue eyewear (18)

Poco a poco fueron llegando las compis y sin duda, fue el mejor de los momentos. Ver sus caras de felicidad tras haber completado muy bien una carrera que antes nunca habían hecho. Eso para mí, tiene un valor incalculable, y sin duda, un mérito increíble. Mónica, Malena, Marta y Aretha, y el resto de chicas, hicieron una gran carrera y como les dije, la primera vez que cruzas una línea de meta no se olvida jamás, y sin duda, marca el inicio de una bonita amistad. Tú y la carrera.

11NrwXjmkYpq-9ws7TRdssq4YHG0fhnn5WPG8dWs60c

healthy brunch vogue eyewear (16)

healthy brunch vogue eyewear (17)

Con mi princesa Marta ( @holacuore), no se puede ser más bonita. Gracias neni por ese fin de semana tan bonito con vosotras.

healthy brunch vogue eyewear (1)

Creo que es lo que más me gustó de todo, los momentos post-carrera, sus caras de felicidad, la ilusión con la que recogieron sus medallas, y aplaudir a Nerea por su 5º puestazo.

FullSizeRender (4)

Malena y yo, nos marchamos juntas al hotel. Teníamos que recoger nuestras cosas, no sin antes tomarnos un cafecito y algo de comer, que teníamos un hambre que ni lo imagináis.

Esta mujer un enorme descubrimiento sin duda. Bella por fuera pero por dentro, es una persona sencilla, alegre y muy muy divertida.

Ya quedaba poquito para disfrutar de las última horas de la ciudad con la que tengo una bonita relación a distancia, y qué mejor manera que disfrutar de la compañía de Marta (Holacuore) y Ariana (@freskibiribcn), y una excelente comida en Tenorio (un restaurante muy cerquita del hotel)… de esas comidas que se alargan hasta las 6 de la tarde…priceless.

En fin, como veis, correr es algo más que correr. Nos regala momentos como estos que pudimos vivir gracias a Vogue y la carrera de la mujer en Barcelona.

Para mí, una preciosa oportunidad de ver mi trabaja desde otro punto de vista y de conocer a gente maravillosa.

Espero que os hayan gustado todas las “fotukins” y os deseo una feliz semana. Nuevas oportunidades os están esperando 🙂

BER_9288