“¿Te pagan por competir?”, – no, lo hago porque me gusta. “ ¿Pero encima tienes que pagar por ir  a una carrera?, ¿ Y todos esos fines de semana que tienes que quedarte entrenando y no puedes hacer otras cosas?, Y en esas pruebas tan largas, sufriréis mucho ¿No?”, – Bueno, lo justo de la competición. “Pues la verdad, que no entiendo por qué lo hacéis”.

¿Por qué hago triatlón?, El pasado domingo cerraba la temporada con el Triathlon de Vitoria- Gasteiz…entenderéis por qué hacemos lo que hacemos 🙂  Las imágenes hablan por sí solas.

Buenísimos miércoles, ya pasados unos días, con la cabeza en frío y el cuerpo descansado, puedo escribir la crónica del triatlón del domingo; probablemente, uno de los triatlones más bonitos del panorama europeo. El triatlón internacional de Vitoria -Gasteiz.

“Sólo entiende mi locura quien comparte mi pasión”

 

Os pongo un poquito en situación para que nos ubiquemos. Corrí en Vitoria en 2014, sería mi 4 º triatlón de Media Distancia. Hace justo un año, abrían las inscripciones para 2016, y en tres días, las más de 1000 plazas distancia Half se habían agotado. Me apunté en lista de espera.

A un año vista no sabes qué puede pasar, pero sí sabes qué pruebas te gustaría correr.

A comienzos de este año, con el calendario cerrado, acabaría la 1ª parte de la temporada en Valencia, en el Campeonato de España de Media Distancia. Pero, Isabel seguía teniendo las ganas de volver a vivir la experiencia de Vitoria.

Gracias  a la organización, finalmente pude conseguir plaza para competir,  de modo que solo quedaba hacer los deberes y disfrutar del ambiente que envuelve a todo Vitoria- Gasteiz.

FullSizeRender (10)

Como sabéis, hace un mes estuve con una fortísima infección de oído que me impidió correr en Valencia, y lo que es peor, me dejaría el cuerpo hecho una pena por el efecto de los antibióticos. En estos casos la cabeza juega un importante papel, y esta vez estaba más en otras cosas.

 

En las últimas 3 semanas retomé los entrenamientos de forma muy progresiva hasta que el cuerpo se ha ido adaptando a los ritmos, las altas temperaturas y la mentalización de que quedaba una prueba que correr.

CANOFOTOSPORT FOTOS (2)

( Impone ¿ verdad? )

Si escucháis que el triatlón de Vitoria es especial, os aseguro que nadie os engaña. El pueblo entero está por y para las pruebas que se celebran, distancia Ironman y Medio Ironman. Las calles se visten y engalanan de banderas de colores, de pancartas, de globos, de un ambiente realmente bonito.

La Plaza de la Virgen Blanca, con la preciosa Iglesia de San Pedro como protagonista,  se llena de triatletas que pasean por los alrededores del casco histórico de la ciudad ( se nos reconoce a leguas), con sus amigos, familiares.

En los días previos, ya se respira ambiente de triatlón. En el centro de la Plaza de España  colocan una larga alfombra color azul y unas gradas. Sabes que tendrás que pasar por ahí y aquello estará lleno de gente animando, y en esos momentos, la piel se eriza solamente de pensarlo.

Por otro lado, hay muchos amigos con los que compartes el amor por este deporte, que nos seguimos y apoyamos virtualmente, que también estarán allí, cada uno para cumplir sus retos o un sueño, y eso es un aliciente más para querer vivir, sufrir y disfrutar del Triatlón de Vitoria.

Si algo me tiene enamorada de correr pruebas en el País Vasco, es precisamente eso, el cuidado que tienen porque el triatleta se sienta como en casa. Nos cuidan, nos apoyan, nos animan. Ni qué decir tiene  sus paisajes verdes, los campos, cada una de las iglesias románicas que se erigen en cada pueblecito por el que pasan las carreteras, por las que sobre nuestras bicis iremos dando todo.

 

Pues bien, aunque no andaba demasiado fina ni concentrada en esta prueba, al menos, debía disrutarla. Llegamos el viernes después de trabajar, directa a por el dorsal, a cenar y a dormir. El sábado sería un día intenso.

TRIATLON VITORIA GASTEIZ 2016 (1)

SÁBADO 9

El día prometía ser tremendamente caluroso, por lo que la hidratación sería un elemento clave.

Como siempre, quería activar un poquito el cuerpo y aprovechar a  recorrer parte del nuevo tramo de bici, para no llevarme sorpresas. Desde Landa, a unos 25 kilómetros de Vitoria, lugar donde se inicia la prueba y están ubicados los boxes de la T1 ( zona de transición nado-correr), Jose, un compañero y yo rodamos una hora suave en bici.

TRIATLON VITORIA GASTEIZ 2016 (2)

( 30 km de bici para mover las piernas y reconocer el terreno el día previo)

Disfrutando de los paisajes, los olores, el silencio. Iba a ser precioso, pero hacía demasiado calor.

El día finalmente fue intenso y con el estrés añadido de todos los preparativos. Dejar la bici preparada en boxes, todo el material de la bici en la transición…Tuve que volver a Vitoria porque había olvidado llevar el dorsal para entrar en boxes ( aunque  llevaba el resto de elementos identificativos); eso ya me tocó la moral y rompió los esquemas previstos.

Cada vez me sentía más cansada, y con ganas de llegar al hotel y dormir lo mejor que pudiese.

En el hotel, tras la cena, todo listo y preparado.

 

DOMINGO 10 4:45 AM

Suena el despertador, me levanté descansada. Bebí un par de vasos de agua, me vestí y bajé a desayunar.

Desayuno lo de siempre: café con leche, un par de tostadas con mermelada, plátano.

A las 6:30 am ya habíamos llegado a Landa. La niebla cubría absolutamente todo, y solo se veía una marea de triatletas caminando hacia el área del lago; reinaba un ambiente un poco épico con esa niebla.

Terminas de dejar todo listo en la T1, repasas mentalmente cómo vas a hacer la transición y los nervios ya te invaden por completo, deseando empezar cuanto antes.

Los momentos previos a un triatlón, tienen sus anécdotas particulares.

TRIATLON VITORIA GASTEIZ 2016 (4)

Imaginaos, 2.200  triatletas con nervios, y ganas de ir al baño. A ver, buscas un sitio escondido para poder ir a orinar o lo que necesites (sí, llevamos rollo de papel higiénico por lo que pueda pasar); Y ahí estás tú, agachada haciendo pipí, saludando a los que pasan delante que van en busca de lo mismo. Estamos tan concentrados en nuestras cosas que nos da exactamente igual si alguien sin querer te ve el culo, a estas alturas…

CANOFOTOSPORT FOTOS (3)

En fin, la niebla estaba tan baja y tan espesa que tuvieron que retrasar los horarios de salida. Venga, más nervios aún. Me fui a estirar un poco, seguir calentando y procurar estar lo más calmada posible. Había que beber agua.

Jose venía de apoyo, y tuve que ir a buscarlo porque necesitaba estar a su lado. Aunque no me diga nada, pero me tranquiliza.

TRIATLON VITORIA GASTEIZ 2016 (3)

NATACIÓN:

Nos llaman a cámara de llamadas a las mujeres y hombres inscritos en élite. Nos colocamos en primera línea.

foto de asier murua

( Foto de Asier Murua)

Mi sorpresa viene cuando el resto de 1.200 participantes entran en cámara de llamadas y los sitúan 15 metros por detrás.  “¿Cómo¿  Que salimos todos a la vez?”. Giré  la cabeza y vi a todo ese enorme grupo de gorros azules detrás de mí que dije, _” Isa, ya puedes correr y ponerte  a la derecha porque te van a arrasar”.   ( Jose grabó el vídeo de salida que podéis ver AQUÍ. )

 

Pistoletazo de salida y en menos de 5 segundos ya los tenía pasándome por encima e intentando abrirme hueco. Fueron unos primeros minutos realmente angustiosos. No era capaz de dar tres brazadas sin tener que sacar la cabeza y dar 2 a braza. Quería moverme a un lado con menos gente, pero resultaba imposible. La respiración se agitaba cada vez más, y no era capaz de llevar oxígeno a las piernas.

Estaba empezando  a entrar en pánico, hasta tal punto que levanté el brazo por si la asistencia  de la barca de apoyo me veía. Pensé en abandonar, no estaba donde tenía que estar.

Seguía ahí perdida, sin saber qué hacer, con la gente nadando alrededor y avanzando.

“Venga Isa, respira, concéntrate en la respiración y ve nadando poco a poco. Irás encontrando tu hueco: Tranquila. NO has venido hasta aquí para subirte en una barquita, así que céntrate”.

No sé cómo gestioné esa enorme crisis, pero empecé a nadar e intentar ir despacio pero segura.

Tras pasar la 1ª boya me encontraba  mejor y ya pude establecer un ritmo crucero.

 

TRANSICIÓN 1:

_63A9347

( Foto del gran Marcos Cabrera en la transición)

Segura, sin parar y sabiendo qué tenía que hacer lo primero, y el resto. Fue una transición rápida (salvo que no ajusté le dorsal bien y se cayó antes de salir y tuve que volver a recogerlo…estaba claro que me la tenía jurada el dorsal en esta prueba).

_63A9350

SEGMENTO DE BICI 93 KM

Bueno, en cuanto subo a la bici, ya me tranquilizo, pese a que somos muchos en la salida y en los primeros metros hasta que consigues hacerte tu sitio.

Quedaban 93 km por delante en los que no se deja de pedalera ni un segundo. Es un circuito engañoso. Es muy rápido, pero no tiene bajadas para descansar las piernas, éstas han de estar en todo momento dando  pedales, y eso no es fácil.

Además iba a hacer mucho calor, de modo que aunque no apretase mucho en la bici, sí debía cumplir con las pautas de nutrición y beber, beber mucho para evitar calambres y evitar también sufrir los efectos de la deshidratación en la carrera.

2015-12-04-triathlon-vitoria-bicicleta-punto-1-triathlon-vitoria-1453845-40828-573

Cuando vas en bici, concentrado, sabiendo que tu cuerpo responde, la tendencia es apretar al máximo, y muchos se olvidan del resto. Si no bebes, no comes, y fuerzas de más, ten por seguro que lo vas  apagar en la carrera a pie. No quería que nada de eso me ocurriese a mí.

La bici transcurre normal, disfrutando de los paisajes y tratando de centrarme en la prueba. Estaba pero mi mente no estaba, y es lo peor que puede pasar. Cuando compites, mente y cuerpo son uno que deben estar concentrados en lo que se está haciendo, a la vez que disfrutas, pero dentro de la prueba.

 

Tardé en centrarme. No tenía referencias (era consciente salí tarde del agua y ya habría un montón de chicas por delante), de modo que sólo pensaba en pedalear bien, sin apretar al máximo e ir haciendo.

Me pasan algunas chicas, entre ellas Leonor Font. (Coincidí con ella en Ibiza, hicimos la natación juntas), me sonríe y me adelanta. Trato de mantener su ritmo unos kilómetros, pero iba muy bien y decido seguir a mi ritmo. No creo que me lea, pero desde aquí, ENHORABUENA, por el pedazo de carrerón que hizo y su tercer puesto.

TRIATLON VITORIA GASTEIZ 2016 (5)

Al acabar la primera vuelta, sobre el km 43 veo a Jose entre unos árboles (se había ido andando a una curva lejos del punto de inicio), y me tranquiliza. Al paso por Landa, empiezan a salir los triatletas de la distancia FULL, por lo que se empiezan a formar ciertos pelotones en algunos tramos. Sobre todo al paso por Marieta.

La segunda vuelta del circuito es por otro recorrido ( parte lo hice el día anterior).  Voy bien, tranquila a mi ritmo y quizá reservando demasiado, pero bien. Pasado el pueblo de Salvatierra, nos quedaban unos 23 kilómetros para entrar en Vitoria.

Aquí empecé a rodar un poquito más rápido, acoplada en mi bici, bebiendo y comiendo. Empiezo a ver grupos rodando a rueda, cosa que está prohibida en estas pruebas. Adelanto a un grupo de chicos, y al rato vuelven a pasar, todos en pelotón. La cosa empezaba a tocarme la moral, y mucho.

No admito a los deportistas tramposos y que encima se creen que son triatletas. Si no se permite ir a rueda, como deportista, debes respetarlo. Si quieres ir a rueda, entonces participa en pruebas que sí se permita.

Me adelantaron muchas veces, y en esos casos, o bien me ponía al lado derecho para seguir mi ritmo sin ninguna bici delante, o bien te dejas caer para mantener los 10-12 metros entre una bici y otra.

CANOFOTOSPORT FOTOS (1)

( Foto de Canofotosports )

Pues nada, seguían llegando grupos de chicos, a rueda. Unas chicas se acercaron, los adelantaron y la situación volvía  a repetirse. Una de ellas, se colocó detrás de otro. La otra chica, Regina, pedaleaba muy bien cumpliendo las normas, pero parecía molestarles que una mujer los adelantase a todo el grupo.

Yo estaba flipando. Les grité un par de veces, les dije que no se podía chupar rueda. En esos casos tú vas dando lo mejor de ti, tirando de tus piernas, mientras otros van haciendo trampas. Sinceramente, no me gusta.

La otra chica, Regina, estaba igual de indignada, porque ambas no parábamos de adelantar al grupo ( para poder continuar a nuestro ritmo), pero enseguida volvían a pasar para luego bajar el ritmo.

Pasó una moto con los jueces y les advertí de la situación. Llevaba 15 kilómetros con dos grupos que iban chupando rueda. Por lo que veo, solo les llaman la atención, no les sacan tarjeta. No lo veo ni medio normal.

En fin, apreté un poco, para poder deshacerme de aquellos tramposos. Ya entraba en Vitoria, iba segura, pensando en la T2 (zona de boxes de transición bici- correr).

Saco los pies de las calas y pedaleo los últimos 500 metros hasta llegar a la zona de bajada. Allí, están los voluntarios que te cogen tu bici ( sí, sí, eso pasa en Vitoria). Me bajé rápido, solté la bici y corriendo a mi zona de boxes a ponerme las zapas, visera ya  correr.

Sólo quedaba media maratón por las calles y parques de la preciosa ciudad de Vitoria.

 

CARRERA A PIE

ENTRADA A META

Las piernas no están acalambradas ni pesadas, todo bien. Empiezo los dos primeros kilómetros  a un ritmo de 4:30 que enseguida decido aumentar porque no sé si seré capaz de mantenerlo. Ritmo crucero, concentrada, ahora sí, en cada paso. Pulsaciones controladas, ritmo normalito pero manteniendo una buena cadencia.

Pasito a paso voy adelantando a gente. En los avituallamientos, sin pararme, solo cojo los vasos de agua para dar algún sorbito y mojarme las muñecas.

2015-12-04-triathlon-vitoria-carrera-a-pie-paseo-de-la-catedral-desde-las-11-40-hasta-las-13-50-triathlon-vitoria-1453845-40866-767

Al final de la primera vuelta veo a Jose, y de nuevo, sonrío hacia afuera. El paso por la plaza te pone los pelos de punta. Está llena de público, escucho mi nombre varias veces y me siento feliz. Vi a Tania ( una niña que ha venido a mis entrenamientos en Madrid), y vuelvo a sonreír.

Solo queda una vuelta más y listo. 🙂

Voy tomando alguna referencia, las chicas van muy fuertes. Pero sigo manteniendo mi ritmo, aproximadamente a 4:50, aunque en algunos tramos, no sé por qué extraña razón iba más lenta. Coincidí con una chico también de Madrid, nos íbamos animando en muchos tramos.

Hacía calor, pero el haber bebido 3 bidones de agua e isotónico en la bici, y haber comido, hacían que mi cuerpo respondiera cada vez mejor.

La segunda vuelta la disfruté mucho más, se me hizo muy corta. El recorrido a pie es igual de bonito. Corres por el paseo de una arboleda, por parques, por la zona de la universidad.

Pero si sólo quedaban 2 kilómetros. Cuando encaras la entrada a la Plaza de la Virgen Blanca, empiezas a sentir que tus piernas pueden apretar un poquito para esos últimos metros. La gente te arropa, y ya estás ahí.

Alfombra azul, gradas llenas de gente y la entrada a meta en la Plaza de España.

tri vitoria fotorunners

( Fotaza de Félix, de Fotorunners.  Entendéis por qué Vitoria es un triatlón diferente ¿verdad?)

2015-12-04-triathlon-vitoria-meta-half-desde-las-13-50-a-las-14-20-triathlon-vitoria-1453845-40833-207

5 horas 10 minutos. 23 minutos menos que la vez anterior pero con sabor agridulce por no haber estado tan centrada como debía. Acabé entera, bien. En esos momentos, repuse fuerzas tomando mucha fruta. Tan fresquita al cuerpo le sentó de maravilla.

IMG_7609

 

En la zona de llegada, te vas cruzando con otros compañeros. Con compañeras que  abrazas y felicitas por su carrera, compartes alguna anécdota y te sientes feliz.

Feliz de poder tener la suerte de vivir no sólo tu experiencia, sino de vivir las emociones de los demás. Como si de una gran familia, unida por unos lazos invisibles, se tratase.

foto de asier con gema

( Ella es Gema Hernández, una triatleta a la que admiro.Nos conocimos hace un año en una prueba.Ha estado con una grave lesión y allí estaba, haciendo un carrerón y quedando en 6ª posición. ENHORABUENA GEMA. Gracias Asier por las fotos).

Por fin vi a Jose. Él que siempre está a mi lado, apoyándome. Me dijo que había hecho una buena carrera, Pero en esos momentos estaba realmente enfadada conmigo misma.

 

Me hubiese gustado correr más rápido, haber apretado más en la bici, haber estado al 100%.

Pasados los días, soy capaz de ver lo positivo. Todo tiene un lado positivo.

Por fin he aprendido a gestionar los momentos de crisis durante una carrera, a estar más pendiente de mis sensaciones que de las de los demás, a no dejar de correr ni un solo metro, ni pararme. A dejar de lado los pensamientos negativos.

 

¿Pero sabéis que? Lo que verdaderamente me gusta es el camino, disfrutar de cada entrenamiento.

De ser capaz de vencer la pereza cuando es viernes tarde y aún queda nadar. De disfrutar de cada pedalada en los días en los que las piernas no responden. Disfruto de las pequeñas cosas que mi cuerpo y mente  me enseñan cada día. Aprendiendo a vivir el triatlón.

Disfruto de la llamada de mis padres por saber cómo ha ido la competición, de saber que mi madre está siguiendo el triatlón en directo viviéndolo conmigo a su manera. Disfruto de cada enseñanza y lección de vida que me da Jose a través de este deporte.

Por estas cosas disfruto del triatlón.

Ahora, mi cuerpo y mente necesitan unos días de desconexión, poner las cosas en orden, y recuperar las tareas de trabajo que tengo pendientes.

También toca viajar a Alemania y acompañar a Jose en su Ironman en Roth. Estar al otro lado, y vivirlo intensamente.

No quiero acabar sin hacer un llamamiento a ciclistas y triatletas, y corredores. seamos responsables y no ensuciemos. No tenemos derecho a tirar los residuos , para eso hay zonas delimitadas. Aquí, los restos que guardé de los geles que consumí y no se me ocurre tirarlos al campo.

GELES ISA VITORIA 2016

 

AGRADECIMIENTOS:

No quiero dejar pasar la oportunidad de dar las gracias, como siempre, a aquellos me están apoyando cada día: mis papis, hermano, Jose.

 

Dar las GRACIAS INFINITAS a todos y cada uno de los voluntarios de la prueba que con su amabilidad y sonrisa nos han cuidado en todo momento. Sin ellos, esta prueba no sería lo mismo Gracias por vuestra exraordinaria labor.

 

A Félix de Fotorunners, a Marcos de Marcophotosport, por vuestros ánimos antes de la carrera y por esas maravillosas fotos de instantes capturados, de un modo que solo vosotros sabéis.

A Canofotosport por sus fotos tan maravillososas.

A todas las personas que estuvieron animando en cada punto del circuito, y al pueblo de Vitoria por hacer posible este triatlón.

A todos y cada uno de los participantes de ambas distancias por el camino recorrido hasta llegar a la línea de salida.

Por supuesto, a la organización del TRIATLÓN VITORIA –GASTEIZ por haberme dado la oportunidad de vivir de nuevo las emociones que sólo esta prueba, es capaz de crear.

Gracias a Bicicletas Morenito por dejarme la bici con la que poder correr y a Orca triathlon por confiar en mí un año más.

Y a vosotros, como siempre, por estar apoyándome desde el otro lado con vuestros comentarios, mensajes de apoyo y ánimo. Sois increíbles.

Un beso fuerte y a disfrutar con lo que hagáis. Sea lo que sea, hacedlo bien, sin prisa pero sin pausa, pero hacedlo bien y disfrutad del camino.

Gracias por leeerme equipo 🙂