Buenísimos días a todos. Dicen que “Nunca es tarde si la dicha es buena”, y hoy os traigo la crónica de la que fue mi segunda Spartan Race en Madrid 2015, rodeada de amigas y como no…de barro del bueno, como a mí me gusta. (just in Spanish)REEBOKSR_Mytrainingshoes5

El pasado año, en cuanto vi anunciada esta carrera, no lo dudé ni un segundo; rápidamente puse en pie de guerra a mis compañeros del Gimansio Físico para apuntarnos e ira a pasarlo en grande.

Quien diga que estas cosas espartanas, duras, retos a priori imposibles…no le gustan…miente. Precisamente esa sensación masoquista aparece y allí estamos, como “pollos sin cabeza” para hacer lo que nos dicta el corazón guerrero que todos tenemos dentro. Sí, sí, has leído bien…TODOS.

El pasado año fue increíble, ya os lo contaba en el post de SPARTAN 13K Entonces en mis rutinas de entrenamiento, al menos una vez por semana hacía crossfit, y vamos, me sentía más fuerte que el vinagre oye…correr, si eres triatleta, esa parte la entrenas, así que parecía que todo iba bien y podía afrontar los obstáculos sin ninguna dificultad y correr sin detenerme entre uno y otro.

Así fue. Hasta la cuerda la subí a pulso… ya puestos, hay que hacerlo a muerte.

Eso sí, ríete tú del día después…ni después de un triatlón de media distancia acabé así. Decir que me dolía hasta el alma es poco… Aún recuerdo, que el día después, tato mi compañero Iñaky García (uno de los actuales coaches de Camino a Sparta) y yo nos tocaba trabajar en el gym…qué lástima por dios daba vernos….ni subir un escalón podíamos. Y eso que entrenamos que si no….no lo quiero ni pensar.

Pues bueno, este año, la verdad que a priori no estaba en mi planificación, lo primero es lo primero y ese fin de semana había que sacar horas de bici como fuese. Por otro lado, correr juntos amigas y el resto de compañeros del equipo Reebok, lo hacía muy apetecible, así que, había que correrla.

Esa misma mañana hice mis deberes y mis 3 horitas de bici pedaleando con ritmito. Como siempre, con prisas, llegar ducharme coger fruta, y vestirme para la carrera.

Reebok nos había preparado un kit súper completo y monísimo, el cual aún sigue en agua para quitar todo el barro con el que acabó 🙂

REEBOKSR_Mytrainingshoes

Nuestra salida era a las 15:30, pues llegué a las 15:20…ya bien calentita. Abrazos y saludos rápidos a todos mis compañeros de equipo, a mis amigas : Gloria (@atacadas), Mariam, Miriam, Marta Larralde, Sergio, Sarai, Anabel, Vikika….Me doy cuenta que no llevo ni el chip ni el dorsal ¡!! Oh my God!!! Me pongo la cinta con el número de dorsal en la cabeza y listo.

Al grito de “Spartanos, Cuál es vuestro oficio?, AU, AU, AÚ”, Nos lanzamos a correr.

IMG_9386

Enseguida, antes de llegar al primer obstáculo, Marta Larralde, su amiga Carmen y yo, nos miramos y con el mismo pensamiento aceleramos el ritmo para evitar el cuello de botella que se produce en los primeros obstáculos.

Muro por arriba, por abajo y de pronto— “¡ Vamos no me j…!, piscina de barro??? Perdona? Esto no estaba el año pasado”, pensé. Pues ale, nada más empezar y baño de barro para pesar un par de kilos más o tres por lo menos. Seguimos corriendo con ritmito y en la primera bajada Marta tropieza y se tuerce el tobillo. Ella confiesa que ha sido una torcedura de las malas, y la duele.

Pero como es una spartana de las de verdad, o una locatis (según se mire), decide que continuamos.

Primera “cuestaca” y todo el mundo en fila de uno caminado… So what???? Que esto es una carrera señores, aquí hay que venir entrenado. Bueno, yo al principio casi no podía correr de lo que me dolían las piernas tras la sesión de bici, pero se pasó pronto.

Las tres como cabras corrimos esquivando a los espartanos que iban arrastrando las piernas, pobres.

Pues anda, con bastante buen ritmo, porque Carmen y Marta son como liebres, de un obstáculo a otro disfrutando como enanas, tragando polvo y moviendo piedras, sacos, ruedas infernales de camión y lo que hiciese falta.

Entrábamos en el recinto ferial para las últimas pruebas al ritmo, de AC/DC, Prodigy…un festival de los buenos. Qué buen ambiente y qué bien lo estábamos pasando.

Las últimas pruebas son las más divertidas.

Subir la cuerda. Ala, como no soy burra apenas, me voy hacia la que tiene la campanita dichosa más alto del todo (claro, de esto me entero cuando Jose, que está abajo sacando fotos me dice: “Que esa es la más alta!!!”); y claro, como no podía ser de otra manera, tuve que subir a pulso, tirando de brazos, dorsales, bíceps y todo todito 🙂

Salió muy bien, bajar me costó más. Ya estábamos las tres fundidas en un abrazo qué buen rollo.

REEBOKSR_Mytrainingshoes4

( ¿véis la flechita roja?, pues la campana estaba aún más arriba)

Ya solamente quedaba arrastrarse bajo las alambradas y llenarse de barro más aún. Esta vez, más recorrido que la edición anterior. Empecé a modo “Misión Imposible” o “Spiderman”, de cuclillas y bien…pero la cosa se ponía peor. Las alambradas más bajitas y ya no quedaba otra que rodar o lo que comúnmente se denomina “hacer la croqueta”. Sin duda, lo más divertido.

REEBOKSR_Mytrainingshoes3

Acabada la alambrada, piscina de barro, pero del que te quedas hundido hasta las pantorrillas y no puedes moverte. Carmen y Marta, como dos enanas jugando en el barro. Murito otra vez y alé…

A saltar el fuego que ya lo teníamos ahí.

REEBOKSR_Mytrainingshoes7

REEBOKSR_Mytrainingshoes6

Las tres a una, pedazo de salto y carrera conseguida. Fui un placer correr junto a estas dos máquinas.

Luego llegaron el resto de compis, fotitos, mangerazo gélido para quitar todo el barro….medio desnudas porque teníamos barro por todos lados (no se nos veía mucho).

REEBOKSR_Mytrainingshoes2

Y después de la carrera, venía la calma y recuperar en el espacio de Reebok con un catering de lo más rico y saludable, charlar y pasar un buen rato.

IMG_9217

IMG_9221

Sin duda, no os lo penséis. Entrenad y no dejéis pasar la oportunidad de correr la próxima Spartan en Barcelona el próximo mes de Octubre.

Bueno, team…os dejo que me esperan unas horitas de viaje. Nos vemos por las redes.

Feliz y bonito fin de semana. Besines mil a todos 🙂