¿Aprovechando estos días para los primeros baños en el mar?, aún tendré que esperar hasta el primer triatlón de la temporada, de momento las sesiones de piscina me esperan.

Hoy os hablo del último tratamiento que me estoy realizando y a más de uno y a más de una, estoy segura también os interesa. Vamos con la sección de Wellness 🙂

Voy a la piscina entre 3 y 4 días por semana, y doy clases en el gimnasio de ciclismo indoor. En ambos casos, más de una vez a última hora, y tras darme cuenta que casi mejor no mirarme las piernas, he tenido que pasarme la cuchilla de depilar en un “Aquí te pillo aquí te mato”.

Mis compañeros de triatlón llevan la piel perfecta y en ocasiones se me cae la cara de vergüenza al darme cuenta que van más cuidados y depilados que yo. Y hombre, pues no es plan, la verdad.

Siempre encontraba alguna excusa, y la ignorancia sobre cómo funcionaba este tratamiento, para no dar el sí quiero definitivo a la foto depilación, y quitarme este tipo de preocupaciones a la vez que poder enseñar las piernas y ponerme el bañador sin problema.

El pasado mes de Noviembre comencé este tratamiento de depilación, y ahora que ya han transcurrido un par de sesiones y los resultados son visibles, bueno más bien, que ya no se ven ni un pelo , pues me he animado a contaros en qué consiste.

Como os decía, y tal y como me ha comentado la persona especialista que me está realizando las sesiones, no sólo mujeres sino que cada vez más son los hombres los que se realizan este tipo de depilación prácticamente definitiva, sobre todo deportistas.

Independientemente de la cuestión estética, que por supuesto la hay, en mi caso es sobre todo por comodidad y poder nadar, montar en bici o ir a entrenar en pantalón corto o camiseta de tirantes sin preocuparme si se me ve algún pelo o no. Con las prisas del día a día, cuantas menos cosas de las que ocuparme en ese sentido, mejor que mejor

Como desconocía absolutamente en qué consistía este tipo de depilación, y ahora que estoy en pleno tratamiento, espero poder ayudaros a resolver las posibles dudas.

Lo primero de todo, es saber qué es la Foto depilación con IPL (luz pulsada) y la depilación láser, pues ambas son técnicas o tratamientos de depilación que se basan en que la luz aplicada se transforma en calor, a través de la melanina del vello, destruyendo las células germinativas que alimentan el vello.

La diferencia entre ambas técnicas, es la longitud de la onda de luz empleada, es decir, la profundidad que alcanza la onda de luz en la piel en uno u otro método son diferentes.

Mientras que la depilación láser utiliza una única onda de longitud en el mismo disparo (de diodo por ejemplo es de 810 nm, existen más tipos..), las ondas utilizadas con la luz pulsada son de onda variable, entre 400nm-120nm, en función del tipo de vello y /o profundidad que la zona a tratar tenga).

Por ejemplo, imagínate que el tratamiento es con láser de diodo, y en una de las zonas a tratar, el vello está a una profundidad aún mayor, esa longitud de onda, no es suficiente, habrá zonas a las que llegue, pero otras no…por lo que el folículo piloso seguirá creciendo. Por el contrario, el otro tipo de luz pulsada empleada con la técnica IPL al tener una onda de longitud variable, siempre alcanza a la mayor parte del vello, así como independientemente del tipo que sea ( fino, grueso).

no mas vello1

 

¿QUÉ ES?, ¿CUÁNTO DURA EL TRATAMIENTO?

En la primera sesión, la persona especialista que me trata, me explicó detenidamente en qué consistía la depilación IPL (con luz pulsada), y las principales diferencias respecto a la depilación láser, estudio de mi tipo de piel y características del vello, así como una pequeña prueba del tratamiento en una pequeña zona para poder observar en los días siguientes que nuestra piel no lo rechaza.

A través de la luz pulsada, se llega hasta el folículo piloso, debilitándolo y se destruye con un sistema de refrigeración que minimiza la sensación de quemazón.

A diferencia de la depilación láser, altamente efectiva, es que este tipo de intensidad utilizada es más efectiva en todos los tipos de piel y vello.

La melanina (color) del vello es la responsable de que la luz emitida por el equipo de Luz Pulsada Intensa se transforme en calor, este calor, se conduce por el tallo del vello llegando a la raíz donde se encuentran las células que alimentan el vello, es por ello, que después de realizar una sesión, entre 1 y 3 semanas, el vello comienza a desprenderse.

Eso es lo que este tratamiento es diferente respecto al láser, que la intensidad de la luz es la en el momento del “disparo sobre la piel”

La duración de la sesión dependerá de la zona que quieras tratar, si es de mayor o menor superficie, así como del tipo de piel y vello, edad, sexo y el estado hormonal.

En mi caso, para axilas e ingles no tarda más de 15 minutos, vamos, que es súper rápido. Como máximo son sesiones de una hora de duración si por ejemplo la parte a tratar son las piernas.

El tratamiento completo, varía también, pues hay zonas en las que el crecimiento del vello es más hormonal (como las axilas por ejemplo), y cuesta un poquito más.

En cualquier caso, entre sesión y sesión se deja transcurrir aproximadamente entre 6-8 semanas, vamos, que no es un tratamiento complejo ni pesado i mucho menos.

¿CUÁNDO ES LA FASE IDÓNEA PARA LA DEPILACIÓN IPL?

En la fase de crecimiento del pelo. En este momento las células germinativas se encuentran activas. La fotodepilación IPL es efectiva cuando el pelo está en su fase anágena, esto es, cuando está siendo alimentado por las células germinativas.

El mecanismo de acción consiste en la transformación de energía lumínica en calor, este calor, se introduce al interior del folículo y deteriora las células que alimentan el vello. Eliminadas dichas células, el vello muere y cae.

El motivo por la que se requiere un ciclo de sesiones separadas en el tiempo es que, en un mismo momento, los vellos del cuerpo se encuentran en diferentes fases. El número de sesiones dependerá de varios factores: edad, sexo, zona a tratar, color y grosor del vello.

 

no mas vello

¿DUELE?

Ya hemos escuchado eso de que “ Para presumir hay que sufrir”, pues yo digo que NO, no tenemos necesidad ¿ verdad?.

Suelo ser muy quejica en este tipo de tratamientos, incluso cuando voy al médico, para que os hagáis una idea, suelo emitir el quejido antes de que me toquen, un cuadro.

En este sentido, es totalmente indoloro. Sí se siente una especie de pinchacito cuando se produce el “disparo de luz”, pero es cuestión de segundos.

Creo que es más molesto cuando tras limpiar la zona a tratar la cubre con un gel frío, tipo el usado en las ecografías.

En resumen, no, no es doloroso.

Otra duda que me asaltaba, por eso empecé a realizar el tratamiento en época otoñal casi invernal que exponemos menos al cuerpo al sol, es si es posible hacerlo en Pieles bronceadas.

Según me explicó Sheila, la persona especialista de NO + Vello que me está realizando el tratamiento, en el caso del tratamiento de depilación con IPL sí puede hacerse con total seguridad, (cosa que no suele ocurrir con el tratamiento de depilación láser).

Me explicaba Sheila, que NO + Vello cuenta con un sistema patentado, SUN&SAFE, por el cual se puede realizar la foto depilación en pieles bronceadas.

Este sistema, para que lo sepamos, cuenta con un un gel protector conductor del calor y refrigerador, de modo que los equipos, más seguros, pueden tratar pieles bronceadas bien por el sol bien por rayos UVA.

En todo caso, por comodidad básicamente, recomiendo hacerlo en otra época que no sea el verano si se trata de un tratamiento más completo, como puede ser la depilación total del vello de las piernas. El resto, sin problema.

¿Y ES DEFINITIVA?

Nada es para siempre, eso sí es cierto, pero casi 🙂

Que no te engañen, ninguna de las dos técnicas es “ sin pelo para siempre jamás”, pues quizá en algún momento de nuestra vida  algunos folículos inactivos pueden activarse de forma natural; si bien SÍ es cierto, que la mayoría del vello desaparece y quizá sólo necesitemos una sesión de repaso anualmente.

Respecto al precio, es como todo. La verdad es que tienen precios bastante competitivos y desde luego los resultados lo valen. Yo eché cuentas de lo que me costaba irme a depilar a lo tradicional con esa cera infernal, y desde luego, esto sale sin duda muchísimo más barato. J

En fin, espero haberos resuelto las dudas sobre este tema; yo desde luego las tenía. He querido compartirlo como un tratamiento más de belleza para deportistas. Lo nuestro es entrenar, y cuantas menos cosas que preocuparnos mejor ¿ No creéis?.

Desde aquí, quiero agradecer al equipo de NO + VELLO, su amabilidad y el trato que me están dando.

Cualquier duda que tengáis, visitad la  website y podréis consultar los precios.

Un beso, feliz semana, y de momento…a lucir las patucas a la piscina.

Isabel