Último mes del año y editorial. Sé que es mes propio para hacer balance, repaso de las cosas y experiencias vividas en los últimos meses.Un buen ejericicio para la reflexión que invito practiquemos. Pero hoy quiero compartir lo que para mí son los pilares fundamentales para tener una mente fuerte y positiva que nos ayude a sacar lo mejor de nosotros, dentro y fuera del terreno de juego, del gimnasio, o del box.

Nos hemos centrado mucho en cómo trabajar por mantener un cuerpo sano pero si no está acompañado por una mente fuerte y sana, pocos resultados a largo plazo se mantendrán. Recuerda que cuanto más fuertes, más sanos.

Un amigo mío hace poco me dijo algo así como que un campeón no es quien gana siempre, sino quien se comporta como tal en todas las facetas de su vida. Esto me dio qué pensar. Tenía razón, somos campeones en la medida en que nos comportemos siempre como tal. En los momentos buenos, y en los no tan buenos.

Confieso que antes no solía ser demasiado positiva, y anteponía siempre los aspectos negativos de todo aquello que sucedía, ya fuese en el trabajo, en mi vida personal, o en lo deportivo.

Por supuesto, la experiencia acaba por dar la razón de que poco podemos hacer si no adoptamos las cosas que vienen con una mente más flexible, abierta y positiva. Claro está que también hay que concedernos momentos de tristeza cuando sea el caso, de enfado y de rabia, porque también es innato a nuestra condición de seres humanos. Pero no adoptar esa mentalidad de ver todo color negro per sé.

Sonríe más , enfádate menos, sé agradecido

adidas women entrena tu mente isabel del barrio como entrenar la mente pilares para una mente fuerte y positiva

En lo deportivo, podemos no obtener los resultados esperados, o lo que es peor, fijar objetivos de resultados que a día de hoy están fuera de nuestro alcance por diferentes motivos. Eso nos lleva a la frustración y a no disfrutar del camino. Digo a día de hoy, por que con paciencia y compromiso los resultados llegan.

No olvidemos que el objetivo es ser felices con aquello que hacemos. No limitarnos pero tampoco querer excedernos antes de tiempo.

Tener una mentalidad fuerte y sana tiene que formar parte también de nuestro entrenamiento diario. Os aseguro que la vida la afrontas y vives de una manera mucho más libre, tranquila y en paz.

Muchos me habéis preguntado que cómo consigo motivarme con cada entrenamiento, o de dónde sacar las fuerzas en esos días en los que no aparece por ningún lado. Aunque ya dedicaré otra entrada a ese trabajo mental, hoy quiero compartir algunos aspectos que creo son fundamentales en el proceso de sacar el campeón que todos llevamos dentro.

Considero que es un entrenamiento y trabajo individual, reflexivo; Sin embargo, hay personas que nos motivan, ayudan a conseguir enfrentarnos a los entrenamientos de una manera más sencilla. Aquí entra en juego un personaje, para mí fundamental en la vida de cualquier deportista; no sólo de los profesionales, sino de nosotros, los deportistas populares y amateur. La figura del ENTRENADOR. Para mí, tener  a una persona que me guía, me haga cuestionarme las cosas, que confíe en mí, supone ya una fuente de inspiración. Por otro lado, has de confiar plenamente en su papel. Esa persona actúa como la vocecilla interior que escuchamos cuando necesitamos un empujón o ganar confianza en lo que hacemos. En mi caso, Jose, Acostadeentrenar, siempre logra sacar lo mejor de mí en cada sesión, y atiende a cómo me siento en cada momento.

 

Pero al margen de eso, ¿Qué podemos hacer para tener una mentalidad fuerte y positiva que nos haga sacar lo mejor de nosotros mismos?

adidas women entrena tu mente isabel del barrio como entrenar la mente pilares para una mente fuerte y positiva

Estoy segura que a todos vosotros, como a mí, habéis tenido momentos de pérdida de confianza, ninguna gana de salir a entrenar, o alguna distracción que hace que perdamos el foco de atención.

Pues tranquilos que eso es normal; sin embargo, debemos aprender a desarrollar en cada uno de nosotros esa fuente de energía interna que hará que tiremos para adelante y valoremos cada pequeño avance.

 

Mens sana in corpore sano

Os dejo aquí algunas de las estrategias que uso para ir construyendo una mentalidad fuerte, positiva y sana cada día. Lleva su tiempo, pero cuanto más trabajas sobre ello, más fácil resulta. Hasta convertirlo en un hábito.

Mis 5 pilares básicos para una mente fuerte y positiva

  • 1. Construye una actitud positiva ante las cosas: Pase lo que pase, todo tiene solución, y si no la tiene, pues se buscará otro modo de hacer las cosas. Ofuscarse y enfadarse sólo provocan que nuestra actitud no esté abierta a mejoras, mal humor, y no disfrutaremos de ganar la batalla a esos malos momentos.

Aquello que no me gusta, directamente lo elimino de mi vida o de mi entorno. Trato de ser creativa y dar soluciones o buscar otra manera de hacer las cosas, para obtener lo mismo.

Si has tenido un día horrible en el trabajo, con tu pareja o por la circunstancia que sea, y lo último que quieres es ir al gimnasio a entrenar, ponte las gafas de mirar lo bueno. Muévete, libera endorfinas, usa ese ratito de entrenamiento para centrarte en ti, en buscar esas sensaciones de  felicidad cuando acabamos los entrenamientos.

Me está viniendo muy bien, dedicar unos minutos por las mañanas a tratar de no pensar en nada, poner orden y buscar calma. 20-30 minutos de estiramientos o alguna secuencia sencilla de Yoga  por ejemplo. Calma la respiración, ayuda a conectar con el estado en el que nos encontramos, físicamente es una manera de poner cuerpo y mente en movimiento.

  • 2.Confiar en uno mismo. ¿Cuántas veces haces caso a tu instinto? Cuando dudes, guíate por lo que te dice tu “sexto sentido”, tu instinto. No suele equivocarse. No te compares con nadie salvo contigo mismo. Es decir, anota siempre esos logros que para ti han sido importantes, por pequeños que puedan parecer.

Para ganar confianza, nada mejor como hacer los deberes. Es decir, cuando veo que las sesiones planificadas por mi entrenador las he conseguido realizar, para mí es un pequeño logro semanal. Así, al llegar a una prueba, cuando echo la vista a la planificación y cómo la he seguido, me hacen sentir más preparada y segura.

Jose siempre dice que “No hay nada mejor como competir estando preparado”. Es la manera de poder disfrutar la competición, o el entrenamiento y tratar de dar lo mejor de nosotros.

Otras veces, trato de recordar algún momento complicado que haya vivido durante alguna competición o entrenamiento. Cómo superé dicha situación me da el empujón de fuerza que necesito en ese momento. De este modo, trato de quitar importancia al asunto ahora, y lo enfoco diciéndome: “Venga, has hecho cosas más duras, o has superado cosas más difíciles”.

Hay que tener paciencia y confiar en el proceso. Esperar resultados inmediatos genera ansiedad y estrés. Dos cosas que tenemos que evitar a toda costa.

  • 3.Compromiso: ¿ Cuánto de verdad quieres conseguir ese objetivo marcado?. Es lo primero que tienes que cuestionarte.

Creo que esto es fundamental para todos los que vamos en busca de un logro, personal o profesional. Si no nos implicamos en todo el proceso, y esperamos que las cosas sucedan, es difícil plasmar lo que nosotros queremos. Es difícil que las cosas sucedan por que sí.

En muchas ocasiones no paramos de ponernos excusas, tratando de justificarnos a nosotros mismos. Hay que ser consecuente y analizar si realmente eso es lo que queremos. Puede que no sea el momento de forzar, y tengamos que esperar a que todo nuestro entorno sea propicio.

 

No paro de escuchar: “Quiero perder peso, pero me pongo a dieta y no pierdo”, A la misma persona que no quiere cambiar ciertos hábitos de vida, por ejemplo; “Quiero correr una media maratón, pero es que no tengo tiempo para entrenar”, “esto y lo otro, pero…”  cuando hay “peros” es que realmente no se quiere adquirir el compromiso de cambiar las cosas. No tratemos de darle vueltas.

El cambio debe partir de nosotros mismos, sea lo que sea.

Toda persona que conozco que de verdad ha querido un cambio, por pequeño que sea, ha logrado la vía para poder ocupar parte de su atención diaria en ello.

No digo que sea sencillo, por que en muchas ocasiones tenemos que dejar ciertas cosas para ocuparnos de lo que verdaderamente nos importa; pero justo ahí radica el compromiso y ganas que tengas.

Piensa que es algo temporal. Por ejemplo, “Quiero correr una media maratón, sé que van a ser 3 meses con una planificación de entrenamientos que he de cumplir y tendré que salir menos los fines de semana, dormir más y comer mejor. Pero son solo 3 meses para cruzar la ansiada línea de meta. Además en el camino voy a aprender a llevar una vida más ordenada”.

  • 4.Centrarse-Focus: queremos ocuparnos de tantísimas cosas al mismo tiempo que, acabamos por no poner la atención suficiente en cada una de ellas. Entonces, siempre pueden escaparse cosas que quedarán fueran de nuestro alcance. Siempre os explico que no es necesario correr más para correr mejor; si no centrar la atención en correr bien, para mejorar corriendo.

adidas women entrena tu mente isabel del barrio como entrenar la mente pilares para una mente fuerte y positiva

Pues en nuestro día a día sucede lo mismo. No te sientas culpable si en lugar de atender a mil cosas a la vez, te centras y focalizas solo y exclusivamente en aquellas que son más importantes para ti. En aquellas que te interesan y motivan por encima de todo.

Lo ideal, es escribir en un papel en blanco tu “Plan de Acción”, escribir el antes, e ir construyendo lo que será y cómo te gustaría que fuera el “después”. Recuerda, siempre con una actitud positiva y sacando eliminando todo aquello, o todas esas personas que en lugar de aportarte te chupan la energía.

Deja lugar también a la flexibilidad e improvisación.También tenemos que prepararnos por si sucede cualquier cosa inesperada.

Algo que a mí me funciona muy bien, sobre todo cuando tengo cierta desgana ante alguna sesión de entrenamiento, es planteármela como un reto. Dedico unos minutos a pensar en qué consiste la sesión, para qué voy a hacerla, qué objetivo tiene la sesión y cómo voy a realizarla. De esta manera me olvido de todo lo demás y sólo me centro en esa tarea, y así la disfruto plenamente.

Por ejemplo, el típico día que tienes una sesión de carrera con cambios de ritmo, o de fuerza en el gimnasio. Dedica unos minutos, con los ojos cerrados a visualizar la sesión, como si fuese tu carrera particular.

A veces escucho música, una canción especial que me motiva, antes de comenzar la sesión.  Es como si se tratase de un momento de meditación, de limpiar la mente de negatividad y coger fuerzas para la sesión.

Pienso en cómo voy a hacerla, en que me va a salir bien, que voy a poder anotarla como “ HECHA” en mi calendario, que voy a lograr vencer la pereza. Son pequeños gestos que al finalizar sabemos nos van a sentar muy bien.

  • 5. Diviértete. Hagas lo que hagas, busca disfrutar del camino, por muy ardua que sea la tarea.

Recordad siempre que nuestro cuerpo hace lo que la mente cree. No subestimemos el poder que tienen nuestros pensamientos, y piensa siempre en positivo. Atraerás aquello con lo que sueñas.

Y con estos pilares básicos para una mente fuerte y positiva, deja que ese campeón que todos llevamos dentro salga  la luz.

Feliz semana y mente positiva 🙂