Dibujo2

!Buenas tardes team!. Lo prometido es deuda, y aunque se ha hecho esperar, aquí tenéis la crónica de lo que ha sido el comienzo de temporada de triatlón: Half Ican de Málaga, el pasado domingo 27 de abril, distancias: 1´9 Km SWIM + 90 km BIKE + 21 km RUN. Espero haceros llegar las emociones y sensaciones vividas antes, durante y después de la carrera.  Crónica, fotos y vídeos. Eso, sí, un coffee y relax para leerlo 🙂

En las pocas competiciones que he hecho, la semana previa mi estado de nervios de eleva a infinito:sueño que me pasa de todo durante la carrera, no paro de morderme las uñas, no dejo de pensar si lo hará bien, duermo mal. En esta ocasión, tuve tantísmo lío esa semana, que apenas me acordaba que empezaba mi temporada con un triatlón de media distancia. En el fondo se agradece. Los deberes y entrenamientos estaban hechos, salvo la carrera, que como muchos sabéis, en ese momento llevaba 7 semanas sin correr. Reposo absouluto 🙁 : nada de series, ni tiradas cortas ni largas, no podía realizar trabajo de fuerza de tren inferioir. Vamos, un desastre. Mis entrenadores me aconsejaron no ir, pero tenía tantas ganas de hacerlo, que no dejé que se salieran con la suya, si bien es cierto que seguí todos los consejos durante la carrera. Tenía que ser muy muy conservadora y nada de calentones. Un rollo, pero ese fue el trato.

Esta vez, tenía un añadido muy motivador. Sería la primera vez que alguien viniese a darme ánimos, que os aseguro que en un tri distancia medio Ironman, se agradece todo y más.. Mi mami, se venía conmigo. Mi equipo competía en el medio de Elche, así que fui la única del  X3M en Málaga.

Salimos el viernes a última hora del día en Ave, porque tenía que currar en el gym, así que cenita, llegada al hotel y a dormir, que el sábado se presentaba divertido.

Me encontraba tranquila, algo que me sorprendió a mí misma, e incluso a mi madre, que es la persona que me soporta cada día mis idas y venidas, mis histerias y mis horas de entreno.

10246737_766739636684348_1898469598573402284_n

SÁBADO 26-DÍA PREVIO A LA CARRERA: Lo tenía claro, iba a descansar,a disfrutar del sol del mediterráneo y de mi bendita madre que para eso venía conmigo e iba a ser partícipe de lo que se vive en un triatlón.

Un desayuno potente y a dar un paseo desde el hotel hasta la zona del puerto deportivo donde había que recoger los dorsales y se encontraba una pequeña expo de producto y cositas varias. Qué placer pasear por la calle Larios, por supuesto no falto el shopping de rigor, el cafelito, y sin prisas. Todo iba bien.

image

Recogida de dorsales: Ahí, ni una chica veía,qué pasa aquí?. Me entregan todo y más lo que necesitaré para la competición, y cual es mi sorpresa que nos entregan una pedazo de mochila cañera para meter todo lo necesario de una prueba.Como una niña con zapatos nuevos, qué ilusión me hizo madre.

Bueno, comida en una terracita, un poco de sol en la psici del hotel, y por la tarde me acerqué a la zona de Boxes donde había que dejar la bici y el resto de material.

Aquí pasa lo de siempre. Sólo veía unos “pepinacos” de bicis, de cabras ( bicicletas con ergonomía diferente para pruebas de tri y contrareloj), unas “ruedacas” por el valor de mi coche, todos con sus cascos aero…y encima seguía sin ver a ninguna chica. Vaya plan. Y mi bici, si haberla llevado a revisión por que la vida no me daba para más. Un festival. En fin, estaba feliz así que, no problem.

Todo en boxes, y camino a lo que sería la primera vez que me acercaba a la “pasta party”. Se hace en todos los tris. Eso que se supone de carga de hidratos (que en realidad se debe hacer los 3 días previos y que yo paso bastante).

image

image

En qué hora nos metimos mi madre y yo allí, pudiendo cenar pescadito malagueño. Unos macarrones con una pinta…que no los salvaba ni la salsa.Mi madre la pobre decía: ” Pues anda, si es esto lo poco que os dan,no sé cómo quieren que os alimentéis los triatletas”. Se sentó al poco, una triatleta a la que admiro. Fue la que ganó en el tri de Islas Cíes que hice en septiembre…una Máquina de matar vaya, Aída Valiño. Desde aquí, mis felicitaciones porque ganó el iCan de Málaga muy muy sobrada.

En fin, necesitaba zampar más y con mucho gusto comí un helado de yogurt y a dormir que tocaba madrugar. Para colmo, perdí mis Oakley molonas.Modo despiste ON.

Día D Hora H: Suena el despertador a las 5:30am. A las 6:00am había quedado a  desayunar con mi gran amigo Olaf en su hotel, que estaba justo frente a la salida. Desde aquí, gracias Olaf por llevar y traer mi bici y animarme. :-), por darme de desayunar y ser tan tan bueno.

Desayuno como cada día:un par de tostadas, un zumo, algo de fruta y dos cafés. Ya estaba todo listo y nos tocaba ir a boxes. Hacía viento, aún era d enoche y es justo en esos momentos cuando piensas.. “¿Qué necesidad de darse estos madrugones?, con lo agusto que estaría desayunando yo al solecito jolín”. ¿No os ha pasado?

Allí estábamos,  todos los triatletas con nuestras mochilas, revisando las bicis, inflando ruedas, y a ponerse el neopreno. De repente, desde la organización nos dicen que el agua está a 14º. ” What?????”….Me acordé de la santa madre que… en fin. Siguiendo los consejos de mi entrenador, me fui a calentar (bueno, a 14Cº, es de risa) al agua y así probarla para no llevarme luego ningún susto. Soy muy friolera y encima padezco el Síndrome de Reynaud, por dios que no pierda la sensibilidad en las manos, pensé.

Más calentamientos y movilidad articular del hombro con una goma elástica y seguía tranquila. Iba bien.

Salida conjunto de los 670 participantes;nosotras con gorro fucsia. Esta vez, me coloqué en medio, a sabiendas que me llevaría algún porrazo,( en realidad fueron varios). Cámara de llamadas, allí todos.”Estáis a las órdenes del juez de salida. Piiiiiiii“. Allá vamos.

agua

Fue la primera vez que no me dio un ataque de ansiedad, ni me agobié, pese a que un chico me quitó las gafas de un manotazo. Empecé a nadar tranquila, sin pensar en los que tenía al lado. Los primeros 1.200 metros, respirando por mi lado malo, porque el sol estaba saliendo (por la derecha) y me cegaba. Pim, pam, perforando el agua, y poco a poco. Parece ser que todas las horas de trabajo de técnica con mi entrenador de natación José de Acostadeentrenar estaban funcionando. (posteriormente un amigo me dijo que salí la 7ª del agua, así que aunque no fui a tope, todo iba bien.

Salgo del agua sin sentir los dedos de los pies por el frío, corro a boxes y allí uno de los voluntarios me ayuda a cambiarme para el segmento de bici. Un lujazo vamos.

SEGMENTO BICI: 2 VUELTAS A UN CIRCUITO 90Km

Empiezo la bici muy tranquila también, adaptando las piernas a este nuevo segmento.Sólo veía a chicos.Aquí es cuando piensas, o he salido muy malamente del agua, o voy bien. En fin, empiezo a darle caña, sin el TOMTOM Multisport puesto (solo la función reloj), para no agobiarme ,ni la velocidad, iba a lo que saliese. Así me pasó, pese al vientazo que hacía que era un poco infernal, lo di todo en la primera vuelta. Pasaba a alguno que iba “full equipe” y se picaban, hay que ser tonto de verdad.

Antes de llegar al giro para volver (mitad de recorrido), ya volvían los pros, Eneko LLanos, Aída Valiño and Co. , qué manera de pedalear.

Pasaríamos 4 veces por avituallamientos, así que solo llevaba un bidón con sales y un par de geles. En los avituallamientos tomaba agua y a seguir.

Fui disfrutando mucho, pero al llegar de la primera vuelta y ver cuánto había tardado, supe que quizá hubiese ido demasiado rápido, y la 2ª se me haría más dífícil. Así fue, a partir del Km 65 mis piernas no respondían como me hubiese gustado, pero aún así, seguí dándolo todo hasta llegar a T2, logrando pasar a una chica que iba genial y me había adelantado.(sabía que luego me pasaría en la carrera, pero daba igual).

Al llegar a esta zona, oigo los ánimos de mi mami y me vengo arriba. 🙂

la foto3

SEGMENTO DE CARRERA: 21Km

Dejo la bici y me dirijo a boxes, y cual es mi sorpresa que, las perchas que sustentaban las bolsas de los corredores se habían caído, y mis bolsas no estaban dónde deberían. Empecé a jurar en ebreo. Ya localizada por una voluntaria, me calzo las zapas, pillo la visera y a correr.

Sabía que la media maratón era , solo hacerla. Llevaba 7-8 semanas sin correr y el objetivo era que no doliese ni empeorase la lesión. Empecé a correr y al rato me entra un flato horrible que me impedía correr más de 10 metros seguidos. Me paraba cada dos por tres. ” ¿Dios mío, porqué..?” Mis piernas iban bien, pero ese flato. Luego mi entrenador me dijo que es normal; 90 km en posición acoplada en la bici, y de repente adoptar otra posición, los órganos y vísceras están descolocados y empujan el diafragma.

En fin, un show. Eran 4 vueltas a un circuito de ida y vuelta por el paseo, cerca de la playa. Se nos hizo a todos un poco monótono la verdad. Como sabía que no podía correr en condiciones, me limité a disfrutar. Si tenía calor, me mojaba en las duchas de la playa.

A partir del km10 el flato desapareció y empecé a tener mejores sensaciones.A todo esto, al pasar por la zona de avituallamiento, donde estaban todos los amigos y familiares animando…no veía ni escuchaba a mi madre. “¿Dónde narices estaba?”. La pobre, intentando manejar el iPad para hacer fotos y vídeos.

En fin, lo mejor de la carrera fue escuchar mi nombre y gritos de ánimo en un punto donde apenas había nadie. ! Qué ilusión!. Allí estaban Elena y su marido, desde primera hora viendo la prueba y animándome. Elena es una runner que me sigue en Instagram. Me paré a hablar con ellos y decirles que al acabar nos tomábamos algo. En serio, GRACIAS INFINITAS PAREJA. Vuestros ánimos me ayudaron a sonreir y tener ganas de continuar. Los que corréis, sabéis el placer y alegría que se siente cuando alguien está ahí para apoyarte y animarte, no tiene precio.

Era consciente que esta prueba no era ni de lejos el objetivo del año, y que en la carrera perdería la posición que podía haber ganado en la bici. La carrera fue dura. Muchos atletas se paraban e iban caminado, hacía calor, y el viento en la bici nos dejó pelín tocados. Yo corrí a 140 pulsaciones, vamos, muy por debajo de mi zona de trabajo, pero no podía forzar por si la lesión aparecía.Lo bueno de esto es que, sabes que para la próxima puedes dar muchísimo más.

Pese a todo, disfruté de la carrera. Es en esos momentos cuando cruzas miradas de complicidad con otros atletas, levantas el dedo en gesto de OK a los compañeros con los que te cruzas, intercambias palabras de ánimo. Eso, es parte de la esencia del triatlón con la que me quedo.

image

Ya estaba hecho, 400 metros y en meta. Cruzar la línea de meta es una satisfacción indescriptible. Ya está hecho Isa. Pese a la lesión,está acabado.

Allí estaban mi mami,  Elena y su marido.

Como lo prometido es deuda, los 4 nos fuimos a tomar algo y pasar un buen rato.

Ya está. Ahora con miras al siguiente.

Lectura positiva de esta carrera: hay un gran margen de mejora y de hacer cosas buenas a base de entrenar y mejorar la carrera. Así que, como digo siempre: A SEGUIR ENTRENANDO.

!Ah!, al día siguiente me enteré que quedé 3ª de mi grupo de edad. A seguir mejorando.

Perdonad por el “ladrillaco” que os he metido; espero haberos amenizado un poco la tarde equipo.

Dar las gracias, sobre todo a mi MADRE. La mujer que me enseña mil cosas cada día, su capacidad de sacrificio y amor y apoyo incondicionales. GRACIAS MAMI. TE QUIERO INFINITO.

Dar las gracias a mis entrenadores: Jose ( bajar 15 segundos la media de natación en los 100m es gracias a tí), a Jaime, a Under Armour España, a 2XU y a TomTom España por acompañarme en los entrenos.

Por último, GRACIAS  A TODOS VOSOTROS por estar siempre ahí. Los vídeos aquí abajo. Besos mil. 🙂 Muaks

polaroids

Besos 🙂 Feliz fin de semana y a los que competís, darle GASSSS!!!!

Os dejo con un par de vídeos. Este primero, de cómo preparé el material para la carrera. 🙂

 

Os dejo el vídeo editado por Antonio de Triatlón Channel.