ENTRENA TU MENTE

Buenísimos días. Ya inmersos en la rutina y vorágine diarias, no sé si alguno se ha parado a analizar cómo afecta nuestro “entrenamiento mental” , el poder de nuestra mente para fortalecernos o por el contrario para debilitarnos. Sin duda alguna, lo es todo y sin embargo, es la más desentrenada. Pero, ¿Cómo se puede entrenar la cabeza?

riding training

Hace poco, a raíz de un post en Instagram en el que decía algo así como : “ Entrenamiento mental muy duro hoy en la salida de bici (…) “, muchos me preguntabais cómo hago para lidiar con los malos pensamientos y malas sensaciones cuando entreno. Sin duda, no es tarea nada fácil, y reconozco que es algo en lo que en los últimos años trato de trabajar bastante, pues es la responsable de que tengas éxito o no; tanto en tu día a día, como en tus entrenamientos, y por supuesto, en tus competiciones.

Dejar claro que no he estudiado psicología, tampoco soy coach, ni nada que se le asemeje, de modo que lo que escribo hoy aquí está basado en mi experiencia; infinidad de situaciones que te ponen a prueba, condiciones exógenas que te afectan , escuchar mucho – a veces demasiado- a la voz interior, y prueba y error. En todo caso, y de forma muy lenta y progresiva estoy aprendiendo a gestionar ciertas situaciones, que de no controlarlas o afrontarlas con una actitud positiva, estoy segura a día de hoy, sería una infeliz. (a nivel personal, profesional y deportivo).

Está claro que si existe un mundo desconocido es el del funcionamiento de nuestro cerebro y el poder de la mente. Todos hemos leído mucho sobre ello, o bien hemos vivido situaciones y conocido personas, que ante situaciones realmente desoladoras, gracias al “poder de su mente, a su fuerza interior” han conseguido salvar obstáculos muy duros o por lo menos, afrontarlos con una actitud extraordinaria.

yoga sturias

Sin duda, el ejemplo más reciente, es el de una mujer fuerte al 200%, Alba García, atleta profesional que recientemente ha tenido que dejar las pistas de atletismo por artritis. ¿Imagináis lo que es para una atleta profesional no poder ni siquiera caminar?, Alba, eres no sólo un ejemplo sino una fuente de inspiración total. Podéis leer más en una entrevista que realizó para la revista Runner´s.

Pues bien, el “entrenamiento mental”, como yo lo llamo, es aplicable a absolutamente todas las parcelas de nuestra vida. Igual que alimentamos y trabajamos nuestros músculos, debemos hacerlo con nuestra mente. Hay que hacerla trabajar, hacerla pensar, dejar que sea creativa…

Así, hablo sobre cómo afrontar esos momentos tanto en los entrenamientos como en la competición en los que rápidamente has de adaptarte a situaciones sobrevenidas, en la mayoría de los casos, la maldita vocecita en tu cabeza de “ No puedo más. Abandono. Esto es muy duro. Qué hago yo aquí”…y un sinfín de frases en tono negativo.

Todos hemos pasado por malos momentos, situaciones inesperadas, momentos de verdadero decaimiento…a lo largo de nuestra vida (corta o larga); todos, sin excepción…e independientemente de la situación, por que como decía Ortega y Gasset “ Yo soy yo y mis circunstancias”, y cada uno tiene las suyas. Salvo la pérdida de un ser querido, una enfermedad mortal o muy grave, te das cuenta con el tiempo…que el resto tiene la importancia justa…pero para darse cuenta de ello, hay que dejar pasar tiempo y aprender a mirar a la vida y los problemas desde otra perspectiva.

Con los entrenamientos pasa absolutamente lo mismo. No voy a deciros que es todo genial, y que cada entrenamiento, en ese camino que te has marcado hacia un objetivo, vaya a ser todo fácil. No, no lo es, y a lo largo del proceso pasarás por situaciones angustiosas, pereza, desmotivación y falta de ganas, días en los que no tienes fuerzas para dar una zancada más, una pedalada más, y sin embargo, tienes que hacerlo.

Así que, vas aprendiendo pequeños truquitos, sencillos, que ayudan a sobreponerte antes situaciones menos agradables.

1.Una de las claves principales o factores para aprender a gestionar esas situaciones, es el TIEMPO.

A medida que vas conociéndote, escuchándote y reconociendo cada tipo de “dolor” o “sufrimiento”, se van manejando mejor esos momentos de toma rápida de decisiones. Pero chic@s, lleva su tiempo, así como muchas decepciones, no alcance de expectativas. Por eso siempre recomiendo que no tengamos prisa por querer hacer carreras largas, o fuera de nuestro alcance..ya llegarán, y entre tanto, aprenderás a conocerte mejor y tu cuerpo se irá adaptando mejor a ese tipo de situaciones.

2. Otro condicionante para aprender a controlar nuestra cabeza en los entrenamientos es la pasión que te mueve hacia tu objetivo, y la pasión por disfrutar cada uno de ellos. Por muy duro que pueda hacerse, que en muchas ocasiones lo será, pensar en la enorme satisfacción que provoca cuando lo has realizado, tiene que ser un impulso para seguir adelante.

Si lo que haces no es por una razón que verdaderamente desees, te aseguro que todo va a resultar muy muy difícil, y sería mejor buscar aquello que sí te mueve de verdad.

“Solo aquello que es necesario tiene peso; solo aquello que tiene peso vale”, Milan Kundera

Es verdad que habrá días que te sientas demasiado cansado, con falta de ganas, y hay que saber escuchar al cuerpo cuando está pidiendo un verdadero descanso. No pasa nada porque un día no entrenes y lo dediques a descansar de verdad; a veces este entrenamiento es mucho más efectivo para “resetear” cuerpo y despejar la cabeza. Eso sí, no debe convertirse ni en costumbre ni en excusa contínua.

3. Confiar en tu entrenador al 100 %, para mí ha sido uno de los puntos más importantes en estos últimos dos años.

A veces encuentro sesiones en la planificación que no me cuadran, o que bien me parecen muy duras, o por el contrario muy suaves. No obedezcas a los dictados de tu interior y procura siempre seguir las indicaciones de tu entrenador. Si lo planifica así, razones habrá, y no deberíamos juzgarlas. Hablar de tus sensaciones y percepciones, compartirlas, ayudará a que poco a poco vayas ganando confianza en lo que haces y cómo lo haces. La relación con el entrenador es fundamental, es quien ayudará a sacar lo mejor de ti.

4. La confianza en uno mismo y el conocerse, sería el bastión principal para afrontar cada situación, cada entrenamiento, cada carrera.

Cuanto más te sometes a situaciones intensas, entrenamientos largos y duros, mejor te vas conociendo. Sin darte cuenta irás descubriendo partes de ti que no sabías que tenías,la lucha interior entre el NO PUEDO VS. SÍ PUEDES, cobra cada vez más fuerza, y precisamente en esos momentos es cuando más estás entrenando el poder de tu mente.

Lo mismo sucede con las carreras o competiciones, a medida que vas experimentando más, mejor aprendes a gestionar momentos de tensión interior…hay que aprender a sufrir como me dice Jose. El conocerse a uno mismo, sus limitaciones, puntos fuertes y débiles, sin duda hará que tu confianza se vea reforzada y por tanto, ante esas situaciones que pueden echarlo todo al traste, las sabrás manejar.( particularmente, en las competiciones lo llevo fatal, y a la mínima, bajo la guardia y suelo agobiarme bastante, aunque cada vez lo manejo mejor).

training casa de campo long run

Pero como decía, eso lleva tiempo, y en el camino pues habrá momentos en los que de repente, no confíes en nada, sientas que no avanzas, e incluso no llegues a comprender qué está pasando…tranquilos, nos ocurre a todos, y eso es lo que irá configurando nuestra experiencia.

Saber, ser consciente de cuando has hecho algo bien, objetivamente; y de igual manera, serlo cuando has hecho algo mal y sabes reconocerlo…eso te hará ser más fuerte que nadie.

5. Por eso, me gusta realizar los entrenamientos en solitario el 90% de las veces. Es cierto que a día de hoy es casi más porque me es imposible compatibilizar horarios con compañeros, pero después del año en el que viví en Orense, y los últimos dos años en los que he entrenado sola, o bien acompañada de Jose, me he dado cuenta que me gustan esos momentos de soledad.

track training

( satisfacción cuando acabas un entreno de series, y no te has saltado ni un metro 🙂 )

En la larga distancia, el papel fundamental lo juegas en tu cabeza. Son pruebas en las que estás tú solo, y por eso, entrenar en solitario es importante.

Cuando voy con alguien, sobre todo si es de confianza, me vuelvo muy quejica y ñoña, me desconcentro al mínimo atisbo de cansancio o dolor.

Sola sin embargo, hago series de carrera hasta acabar exhausta, series de bici apretando los dientes, salidas de carrera en las que solo me concentro en lo que estoy haciendo en ese preciso instante…al fin y al cabo, son mis momentos de reflexión, de estar presente en lo que hago, de no distracciones…y como os comentaba en Instagram, se vuelven momentos muy creativos, de conversaciones de todo tipo con mi interior…sufro también, mucho, a veces incluso he llorado de impotencia cuando no respondían mis músculos a las órdenes de mi cerebro…pero al fin y al cabo, aprendo de todos y cada uno de ellos.

“La soledad era fría, es cierto, pero también era tranquila, maravillosamente tranquila y grande, como el tranquilo frío espacio en el que se mueven las estrellas”, Herman Hesse

 6. Disfruta también de los entrenamientos sin pulsómetro, por sensaciones, disfrutando de los paisajes a los que tus piernas te llevan; en el fondo, es una suerte que tenemos y hay que valorar esas situaciones, esos momentos.

asturias training

Entrenar tu mente y gestionarla en las carreras y competiciones:

Esto es igual que ante los exámenes de la universidad. Si has estudiado de verdad, comprendido los conceptos y el temario, si de verdad sabes que lo has estudiado y entendido, no memorizado…se está tranquilo, sabiendo que pregunten lo que pregunten sabrás contestarlo y explicarlo. Has hecho los deberes correctamente.

  1. Entrena bien la prueba

Pues en el deporte pasa lo mismo. Si de verdad has entrenado bien, siguiendo las pautas y planificación de tus entrenadores, has descansado lo suficiente, te has alimentado bien…entonces la mayor parte ya la llevas ganada; desde luego el día D pueden suceder mil situaciones, pero resuelta la más importante, el resto sabrás manejarlo bien.

Esto es así, si vas mal entrenado, ten presente que puedes pasarlo realmente mal. Más de una vez no me han dejado competir por no haber hecho los deberes, aun sabiendo que podría acabar la prueba. Pero efectivamente, cuando el entrenador manda una cosa, por algo será.

No cambiéis entrenamientos o acabéis haciendo lo que queráis porque ese día os sentís más fuertes…tu planificación debes seguirla al pie de la letra, en serio, luego vienen las decepciones, y cada sesión tiene un rqué el conjunto de tu planificación.

¿A cuánta gente conocéis que entrenan cada día, volúmenes muy intensos, muchos kilómetros…y el día de la carrera les sale fatal, y te ponen mil excusas?: que si me dolió la tripa, que si tuve calambres, que me entró flato…? Porque a mí me faltan manos.

Está claro, que el día de la prueba pueden ocurrir muchas cosas, pero si te has preparado bien, las probabilidades de éxito serán mucho mayores.

Cuando entrenes, ENTRENA, cuando compitas, COMPITE. Pero no compitas entrenando, salvo que sea contra ti mismo.

2.En las carreras o competiciones largas, fracciona los recorridos, hazlo fácil a tu cabeza, que sólo tenga que pensar qué hacer los próximos 5-10 kilómetros…como pequeños objetivos. Hasta ir sumando el total. A mí esto me ayuda muchísimo, tanto en los entrenamientos como en las competiciones. Concéntrate solo en esa pequeña distancia, sin pensar en más allá. Poquito a poco verás que tus piernas van sumando kilómetros y tu mente puede con ellos.

3. Estudia y conoce de antemano el recorrido, visualízalo y crea tu propia estrategia. Es la forma de que nada te pille por sorpresa, y ese pequeño guión o estructura permitirá que puedas concentrarte en otros aspectos. Además, ganarás confianza. Lo mismo cuando tengas entrenamientos de larga duración; si sabes qué recorrido vas a realizar, dosificarás tus energías para los tramos más duros.

4. Recuerda tus pequeñas grandes victorias.Habrá situaciones que lleguen a superarte. En ese caso, respira profundamente, trata de calmarte; luego recordad situaciones parecidas que has superado, retos que hayas alcanzado ( recordad tus entrenamientos, cómo superaste momentos en los que estabas cansado pero hiciste todas tus series etc…), son pequeños refuerzos que harán que recuperes la confianza en ti mismo, y sigas adelante.

Isabel del Barrio Zarautz Tri 2015

5.Concéntrate al 200% en lo que hagas: en la prueba, en tus entrenamientos. Evita distracciones, céntrate en tu respiración, en tus sensaciones, y en hacerlo lo mejor posible sin importante los demás.

Siempre, siempre, siempre, busca el lado positivo de cada situación y saca tu pequeña lección de la que aprender…esa es la base que te irá haciendo cada vez más fuerte mentalmente. No pienses en los demás, no te compares con nadie, porque cada uno somos totalmente diferentes y tenemos nuestra propia historia detrás.

En los últimos años he aprendido mucho de mí y mis miedos, mis limitaciones, y poco a poco, la cabeza responde mejor antes situaciones de angustia. Entonces pienso varias cosas y/o situaciones que me hicieron más fuerte, entre otras…

  • Cómo subí Timanfaya sin darme casi cuenta, bajo un diluvio universal. (tengo pánico a la bici cuando llueve)
  • El triatlón Titán de 2014, ante el diluvio que cayó suspendieron el tramo de bici, y por el contrario nadamos casi 5.000 metros y corrimos 36 km..jamás antes había corrido más de 25 km.
  • El triatlón de Zarautz de este año 2015. De nuevo, lluvia incesante desde el comienzo de la prueba, ganas de abandonar por hipotermia, pero finalmente acabé bien, disfruté y supuso una inyección de confianza.
  • Carrera Wings for Life 2015. Mi entrenador me dijo que sólo corriera entre 18 km-21km. En esta carrera solo me concentré 10% en mis pasos, nada más. Resiliencia absoluta en lo que estaba haciendo. Tuve buenísimas sensaciones, mis piernas no flaqueaban y como no, al llegar al kilómetro 21, di media vuelta. Deberes hechos.
  • Sesiones de 5 horas en bici en los que desde la 2ª ya estaba deseando volver a casa…pero que finalmente, vas sumando.

En fin, son pequeñas estrategias muy simples y que a mí me ayudan bastante y espero a vosotros os ayuden también 🙂

Sin duda, no debes descuidar alimentar tu mente, y para ello, has de enriquecerla con historias, leyendo mucho (leyendo no solo se aprende sino que desarrollas la creatividad), haciendo aquello que te mantenga activo y a la vez suponga una desconexión con tus entrenamientos: cocinar, salir a pasear, ver una película…no sé, lo que se te ocurra y más te guste.

yoga meditation sturias1

Algunos practica la meditación, el Yoga, o bien actividades que supongan un nivel elevado de concentración y de conexión con tu yo más profundo. Hay que hacerlo si quieres conocerte bien y ganar confianza en ti mismo :-).

Las frases son de dos de mis libros favoritos de cabecera, y que releo de vez en cuando; sobre la condición humana, deseos, miedos, inquietudes…para mí son dos obras maestras. Como ya os comentaba en otro post, ” La insoportable levedad del ser“, de Milan Kindera, y “ El lobo estepario” se Herman Hesse.

Podríamos estar hablando de esto infinidad de tiempo, y me encantará leer vuestros comentarios, cómo resolvéis vosotros esas situaciones difíciles, qué hacéis cuando perdemos la motivación… Cada uno tiene sus propias estrategias, espero que estos pequeños tips os ayuden cuando se presenten esas situaciones de conflicto.

Recordad que  las cosas llevan su tiempo, por lo que no queráis ir más rápido de lo que tu mente está preparada aún. Entrenadla y luego dad pasos más grandes 🙂 Y que pase lo que pase, aprenderás algo siempre.

Espero os haya gustado. Feliz semana y un beso fuerte equipo.

guerrero 2 lanzarote